Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una señal, una inspiración y una película

19.1.17
¿Te he contado alguna vez que el Yoga me cambió la vida?, al menos a mí, una parte de ella. Uno de los primeros post del año te preguntaba si creías en las señales, porque durante 2017 debemos permanecer más despiertos que nunca a ellas. 


Me gustaría contarte una breve historia. Hace mucho tiempo alguien me enseñó que hay que pedir señales o mensajes, y hacerlo bien -creo que esto es lo más complicado-

A veces las situaciones de la vida nos desborda y no sabemos para dónde tirar... pedimos opiniones, consejos... pero sentimos que nada nos tranquiliza o no nos ayuda. Esta persona me comentaba que cuando esto sucede no viene mal pedir una ayudita. ¿A quién?, pues a aquello en lo que crees o tengas Fe. Pedirlo en alto o en silencio... sólo para ti. 

Láminas creadas por Minne / Korean Graphic designer

Las señales pueden ser muy sutiles o abrumadamente claras. El caso es que cuando estás despierto/a y las ves, ¡¡te sientes de maravilla!!. Yo te voy a poner un ejemplo muy muy tonto... porque de intensos tengo muchos, pero para que me entiendas mejor. 

He sido deportista toda mi vida, siempre he practicado deporte... Pero desde que tuve a mis dos hijos y sumando las innumerables responsabilidades no tenía mucho tiempo para hacer lo que me gustaba. El caso es que siempre llega un momento en el que necesitas 'tu tiempo'. El Yoga no era algo que me llamara la atención: "¿Movimientos lentos?, respiración... uff! yo necesito más caña"
¿Más caña? con el estrés que llevaba diariamente, era de risa. 

Láminas creadas por Minne / Korean Graphic designer

Así que me dije: "quiero ver aquello que debo hacer para estar mejor física y emocionalmente". Fue ahí cuando las señales - o casualidades para los incrédulos - se fueron dando durante un mes. 

Iba por la calle y me encontré a una chica que me entregó un folleto de un nuevo centro de 'yoga'. Casualidad. 

Esa misma semana me comentaba una amiga que su madre y unas amigas estaban yendo a un centro de 'yoga' y 'parecía otra'. Casualidad. 

Vas a la librería con una amiga a comprarte un libro, y ella se compra uno sobre Yoga para su hermano... Casualidad. 

Delante de mi trabajo hay un letrero enoooorme, del que nunca me había fijado, que pone: YOGA TERAPÉUTICO. ¿Casualidad?. {Te prometo que nunca me fijé en él}. 

Como te comentaba es un ejemplo tonto... pero guardo muchos. Las señales las tenemos a veces delante de nuestras narices, pero vivimos de una forma tan rápida y estresante que no nos damos cuenta ni nos fijamos en nada. 

Esto me hace recordar una película que me encanta y que quiero recomendarte, Una Cuestión de Tiempo (Richard Curtis), el final resume a la perfección mi post de hoy. 



¿Me cuentas tus señales?

Gracias por tus comentarios

*Pd: Por cierto, esa 'persona' de la que hablo es mi abuela :) 



  1. Es cierto que la vida está llena de esos momentos. Es una pena que muchos no sepan verlos. Yo simplemente sonrío y me dejo llevar por la magia.
    Paz y Vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjate llevar... es maravilloso. Abrazo fuerte!

      Eliminar
  2. Señales o casualidades, no importa el término. Me encanta pensar que la vida tiene un lado mágico y fluir con él... Por cierto, el yoga es uno de mis propósitos pendientes, no hay persona que lo practique que no me lo recomiende encarecidamente, ¡de este año no pasa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te lo pida mucho el cuerpo, ya verás! Eso es así! Besos!

      Eliminar
  3. Va a ser cuestión de abrir bien los ojos a las señales, sean casualidades o no, jeje. No conozco esa película pero parece interesante :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede gustarte! Ya me dirás si la ves!. Besos

      Eliminar