Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las 7 rutinas que roban tu energía en casa

16.2.18
Mira que echaba de menos escribir pautas y consejos rápidos. Esta misma semana he finalizado una asesoría donde la clienta -la cual me ha dejado compartir por aquí su experiencia- contactó conmigo a través de email y en el asunto exclamaba: ¡¡Todo me sale del revés, ayúdame!!. 

¿Te suena, verdad?. A todos nos ha pasado alguna vez. No es que las cosas te salgan mal, pero tampoco bien. Trabajas para conseguir algo: un proyecto, un trabajo, recuperar una amistad... poniendo todas tus buenas intenciones, y el resultado, ¿cuál es?. Pues todo lo contrario a lo esperado... no malo, pero tampoco el deseado. ¡Todo al revés!.


Así que me puse manos a la obra. ¿Qué cosas debo corregir?, ¿qué hábitos mantengo que no me hacen bien?...

Descúbrelo...


El color que calma las despedidas

8.2.18
Hacía tiempo que tenía en mente este post. No sé si por el influjo que nos dejó el eclipse o por las circunstancias 'tristes' del mes de enero que me han llevado a decirme que era el momento. 

Siempre he estado muy unida a mis abuelos. Mi abuela materna, para mí mi alma gemela, falleció hace siete años, y el 2017 despedí a mis otros tres abuelos. Los tres se fueron el año pasado. Ahora que lo escribo y pasado algo de tiempo... pienso: "guau... así de repente todo junto". Pues sí. 

Tenía que ser así y así fue. Fue un año de despedidas en toda regla, no sólo de personas cercanas como mis abuelos donde partían hacia otro lugar, sino de relaciones de amistades que concluían, de proyectos que finalizaban, de deshacer nudos, de dar por concluidas ideas y convencimientos antiguos, de dejar morir viejas creencias... 

Tengo el convencimiento que los ciclos tienen su principio y su final. Y cuando esto ocurre todo da lugar a un nuevo renacimiento. Aunque a veces duela, mucho. 

De una forma u otra... las despedidas siguen sucediéndose. Y en el mes de enero despedí a un amigo muy querido... y he acompañado a amigas que también han despedido a los seres más incondicionales, sus animales de compañía. 

Dicho todo esto... y lejos de que este post sea triste... Hoy quiero mostrarte cómo podemos aligerar nuestra pena e ir recomponiéndonos...  

¿Quieres acompañarme?


Los Mantras de la limpieza

29.1.18
Hace dos semanas me pasé un día entero tirando cosas... Cosas que se habían convertido en trastos. Llevaba una semana nerviosa e intranquila, y realmente no tenía motivo para encontrarme agitada. Pero necesitaba sentirme ligera y empecé a abrir los armarios. 

Y cómo no... empecé a vaciar. Fue realmente curioso que pasados seis meses cuando hice el último 'majo y limpio' de repente cosas que me importaban, ya no me importaban tanto. Me encontraba con cosas que hace meses sentía lástima deshacerme de ellas, y el sentimiento de encontrármelas de nuevo era totalmente distinto. 


"Algo está pasando y esto no es sólo una limpieza" y sonreí. Y por su puesto, quise aprovechar esa energía brutal para hacerlo de una vez y del tirón. 

Ansiaba sentir levedad en cada espacio. Y aunque vaciara el interior, lo que me rodeaba me pedía algo más. ¿Te ha pasado eso alguna vez?. 

Y en la búsqueda de esa ligereza hice algo...