Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Butaca: Un lugar para nuestras gemas

6.2.19
¿Qué pasa cuando tengo tantas gemas y no sé dónde ubicarlas? ¿Las guardo? ¿Hay que tenerlas en alguna caja especial?

La pregunta de hoy de La Butaca gira en torno a los cristales y a su colocación, y me he decidido a resolverlas a través de un post, porque son muchísimas las que me lo preguntan. Genera dudas si es mejor tenerlas guardadas, o todo lo contrario. Si se pueden tener todas juntas -distintos cristales con distintas energías-, si hay que guardarlas por colores, etc. 


Pero hay muchas formas de tener gemas en casa y que acompañen al resto de la decoración. Puedes tener un hogar estilo nórdico, escandinavo, retro... que las gemas siempre dan ese toque, ¡combinan con todo y se complementan a la perfección!

Hoy te traigo una de las formas que más me gusta tenerlas en casa. Siguiendo las pautas que voy a darte podrás disfrutar de ellas, y a la vez, te aportarán una energía estupenda en cualquier espacio. 

¿Las vemos junt@s?


Un estudio en tu dormitorio

29.1.19
En muchas ocasiones me han planteado preguntas sobre cómo aplicar el Feng Shui en viviendas pequeñas. Poder controlar el espacio para que el chi fluya de forma equilibrada y armónica, además de tener justo lo necesario sin tendencia a acumular. 

Entiendo que muchas veces sólo planteárselo nos entre algún quebradero de cabeza, pero como digo últimamente, a veces el problema no es el tamaño del espacio, si no nuestra creencia de lo que para nosotros es suficiente. 

Cuando tenemos lo necesario y creemos que es suficiente... equilibrar el espacio es muy fácil. Y en viviendas pequeñas no tienes otro remedio que reducir elementos, no sólo para tener un chi óptimo, sino para que tú te encuentras a gusto. 


En el caso de los dormitorios donde el Feng Shui suele ser algo estricto desaconsejando utilizarlo para otro fin que no sea el descanso, sí debo comentarte que hay nos podemos permitir ciertas licencias. Porque de lo que se trata es buscar tu felicidad, sin tener que renunciar a seguir un estilo FS donde el equilibrio puede ser posible. 

Mi post de hoy se centrará en algunas asesorías que he realizado donde los clientes se encontraban indecisos sobre la colocación de un estudio dentro del dormitorio, que por falta de espacio, no encontraban otro lugar donde incluirlo. 

¡Anota todas las ideas!



Diez propósitos Feng Shui para una vida feliz

15.1.19
¿Más propósitos? ¿en serio? ¡Que no cunda el pánico! No soy la única que se ha bajado de la 'liga de los propósitos de año nuevo'. 

Pero desde hace no muchos años, me subí a la lista de propósitos de crecimiento personal, algo más interno y profundo que ha conseguido mejorar mi bienestar diario. Y aún sigo trabajando en ello. 

La vida me comía y me di cuenta cómo a los actos y/o actividades sencillas no les estaba poniendo atención, y todo en mi vida se volvía una rutina. Una rutina pesada y perezosa, donde te dabas cuenta que las horas, los minutos... ¡los días! se te iban sin ni siquiera pestañear. 

Eso lo trasladaba a la incesante vocecilla que me replicaba, constantemente, dónde debía estar, qué debía hacer antes de terminar el día, las obligaciones diarias que te exige una familia, el trabajo, tus pasiones...



Así que reseteé justo un final de año. No me quedaba otro remedio o estallaba en mil pedazos. Me di cuenta que mi atención se iba a un 'deber' que ya de por sí agotaba, como agota de la misma manera este verbo, y que me olvidaba de los pequeños detalles. 

Todos tenemos casi aprendida la lección de: "si tú estás bien, todo va bien" Pero se vuelve una frase o lema manido si no lo llevas a la práctica. Así que identifiqué las pequeñas cosas que me hacían feliz y me comprometí a llevarlas a la práctica y a sentirlas como tal. Y ha funcionado... sigue funcionando porque cuando veo lo que he hecho, o siento cómo lo hago, sonrío. ¡Y eso mola mucho! Es como una satisfacción personal. 

Por este motivo quiero compartir hoy mi lista de mis Diez propósitos Feng Shui para una vida feliz. Diez ejemplos de cosas sencillas que me aligeran la vida. Tan sencillas, que estoy segura que puede que te sorprendan.