Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El estudio equilibrado de un PAS en seis pasos

30.4.19
Nuestro trabajo tiene que tener sentido, o lo que es lo mismo, el trabajo que realicemos tiene que tener un sentido en nuestra forma de ver la vida, de sentir, de amar... Porque de forma general, las personas altamente sensibles ponemos nuestros cinco sentidos, mejor dicho, nuestros seis sentidos, en todo aquello que hacemos. Para un PAS resulta algo complicado aparcar nuestras emociones, ese línea fina delicada que lo ve y lo siente todo. 

Si eres PAS, sabrás perfectamente que tu trabajo es una parte importante de tu vida -como cualquier otra persona, dirás- pero en nuestro caso tiene que estar perfectamente , alineada porque nos 'preocupa' y 'ocupa': con quién te vas a relacionar, quiénes serán tus compañeros/as de trabajo, cómo será tu área de trabajo.

Sabes perfectamente también qué lugares son cómodos para ti, dónde te sentirás más inspirado/a y qué necesites tener a tu alrededor. Algo personal, algo que te motive, orden [tu orden] y tranquilidad. 


Suena bonito esto último pero lo cierto es que el ritmo frenético de la sociedad, de la vida en general, nos empuja a hacerlo todo de forma inmediata, y nos exigimos hacerlo bien. Los pequeños detalles ya no son tan importantes, o al menos, creemos que ya no tenemos tiempo para ellos. Es así cómo nos vamos alejando de nuestro centro, creyendo que hay cosas más importantes que solucionar: lo de fuera, no lo de dentro. Pero lo cierto es que tanto lo externo, como lo interno necesita armonía. 

Si trabajas en una oficina, en este post quiero recomendarte una serie de consejos para que conviertas tu zona de trabajo tal y como merece tu sensibilidad. 


¿Te vienes?



Espacio de vitalidad y hábitos saludables en tu oficina

Un entorno tranquilo

Sí, lo sé... Un PAS [y quizás la mayor parte de las personas] no puede elegir, en la mayoría de los casos, su espacio de trabajo, ni el mobiliario, ni en qué lugar de la oficina estar... [a no ser que tengas la suerte de tener tu propia oficina o trabajar en casa] Pero sí que podemos tomar decisiones e incorporar objetos y elementos que nos identifican, que están alineados con nosotros: con lo que sentimos, con lo que somos. 

Observación. 

Esa es la clave, antes de integrar elementos nuevos hay que eliminar los elementos que te 'chirrían'. Te será más fácil porque quizás puedas sustituirlos por otros que te gusten más. Obviamente, no hablamos de la mesa o de la silla, pero sí elementos de escritorio más acordes con tu personalidad. 

Lapiceros, bandejas... cuánto más simples y de líneas redondeadas, mucho mejor.

Papelería --> Puedes tener tus propias libretas, bolígrafos, marcadores, e incluso tu agenda de trabajo, mucho más auténtica, e independiente de tu agenda personal. 


Objetos personales --> Busca tu punto de anclaje. Siempre habrá algún objeto que te transmita paz o un buen recuerdo. Yo tengo en mi mesa de trabajo un pisapapeles con una gran margarita [una de mis flores preferidas] amarilla [mi color preferido, y el tono que me da 'poder']. Busca tu objeto personal. 

Flores. Siempre. Esto es muy Feng y puedes permitirte un mini jarrón con flores frescas, o con tu flor preferida. 


Ruido ambiente 

Si trabajas rodeado/a de compañeros/as sin intimidad, es complicado que se mantenga un ambiente 'calmado'. No obstante puedes recurrir a diferentes estrategias y probar cuál es la que te está hecha para ti: 

Si necesitas concentración, llévate al trabajo unos casos y prueba a escuchar música mientras trabajas. Hazte una lista musical personalizada para esos momentos en los que tienes que estar plenamente concentrado/a. Otra opción es utilizar tapones para los oídos. 

Más de una cosa a la vez, no por favor. ¿Nunca has tenido esa sensación de "estar a mil cosas"? A los/as PAS no nos resulta ni apacible, ni productivo. Por tanto: 

CONSEJO TOP ➻ Guarda tu móvil en el cajón y desactiva las notificaciones

CONSEJO TOP ➻ El teléfono de mesa. Sí, ese que suena tanto y que tiene un tono horrible, pues ya sabes lo que puedes hacer. Personaliza el tono de llamada -si es posible- y baja su volumen. Otro truco, no respondas nunca a la primera. Si estás en un momento de concentración o nervioso/a, deja que suene al menos cinco veces.  


Luz natural 

⇪ Si no tienes luz natural en tu despacho es vital que cada dos horas salgas a tomar el aire, o aproveches en tus momentos de descanso. 

⇪ Regula el estrés. Como hemos comentado la luz natural es vital, y es difícil sustituirla, pero puedes apoyarte por elementos que te recuerden la naturaleza: un paisaje, flores, enmarcar unas hojas secas que cogiste en el campo. 

⇪ La cromoterapia viene fenomenal para los casos donde la luz artificial está muy presente. Si sabes que hay un color que te aporta mucha paz, incluye pequeños toques de éste en tu mesa de trabajo. 

El orden natural 

⇪ Cuanto más orden tengas encima de la mesa, más claras serán tus ideas. Al final de la jornada se te puede acumular informes, documentos, carpetas... pero existen algunos hábitos que puedes ir incorporando y que me a mí me han funcionado muchísimo. 

CONSEJO TOP ➻ Tener lo imprescindible. Yo que me considero el alma de los lápices, agendas, libretas, bolígrafos, post it... bonitos y alegres, de todos los colores... Llegó un momento que había tanto, que no disfrutaba de ninguno. Todo se acumulaba. Así que tuve que realizar una limpieza considerable. Si algo nuevo entra, algo viejo sale. Si algo usado se gasta, algo nuevo aparece. La regla menos es más es muy agradecida en estos casos. 



CONSEJO TOP  Cada día, antes de salir por la puerta de la oficina, ordena tu mesa. Es tan importante como hacerte la cama bien todos los días, ¿recuerdas el post? No te imaginas la paz mental que eso te otorga cuando llegas al día siguiente, y la tienes tal y como te gustaría encontrarla: en equilibrio y armonía. 


Organización. 

No sé tú, pero en este terreno a mí no me ha ganado lo digital. Necesito y es imprescindible para mí poder escribir a mano todo lo que tengo que hacer. 

⇪ La agenda laboral. Los viernes, antes de irme a casa, pongo a punto mi agenda laboral para la semana siguiente. Lo que ha quedado pendiente lo paso a la siguiente semana, o incluyo recordatorios que debo tener en cuenta el lunes. Esto me ha ayudado muchísimo a empezar la semana sin sentir ningún caos, y los imprevistos ya no me resultan agobiantes. 

⇪ La agenda personal. Uno de mis hábitos del fin de semana, y que espero pronto poder contarte, -entre muchos otros- es organizar mi agenda personal. Es una agenda que además siempre llevo conmigo, y me gusta, porque además me sirve como diario. 

Un escritorio Feng 

¡Claro! Cómo me iba a olvidar en recomendarte esta maravillosa filosofía de vida. Te recuerdo un post que escribí hace mucho donde te enseñaba cómo puedes adaptar el Mapa Bagua en tu mesa de trabajo y sacarle todo el beneficio. 

⇪ Lo puedes leer aquí


Espero de corazón que estos 'trucos para PAS' que te he explicado te ayuden. A mí me han ayudado y con el tiempo he ido incorporando otras cosas que me encantaría comentarte más adelante. No sólo en mi oficina, sino también en mi hogar. 

¿Te ha gustado?



Gracias por tus comentarios 







  1. Buenos consejos, Yasmina, algunos ya los ponía en práctica, otros no puedo por trabajar en un espacio compartido pero sí he añadido esos pequeños detalles que me hacen sentir mejor.
    Gracias por este post que me hace sentir que no soy la única con alta sensibilidad ¡Feliz día <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias a ti!! Sería maravilloso también compartir o crear un grupo donde todos expongamos nuestros secretos, herramientas de utilidad... estoy convencida que muchos lo pondremos en práctica. Estos son muy sencillos, a priori, pero luego vendrán post un poco más intensos y que tengo muchas ganas de publicar. Abrazo Feng.

      Eliminar