Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los martes son para las reflexiones...

22.4.14
Hoy quiero escribir sobre cómo me siento cada vez que escucho o leo la palabra: conciliación

Si a esto le unes los términos familiar y laboral, ya sabes con más exactitud por dónde van los tiros. No voy a explayarme contándote cómo me siento cada vez que intento hacer malabarismos para conseguir eso que llaman conciliar. Si existiese... creo que no me asfixiaría en el intento. 

Pero sí voy a contarte lo que siento cuando te impiden conciliar, sin más. De los años que llevo trabajando sólo se han dado pocas ocasiones en las que me he visto realmente en apuros para conciliar el trabajo con la familia. Pocas porque en la mayor parte he recurrido a mi madre, no sólo para desahogarme y contarle lo injusta que es la vida, sino para que se haga cargo de los enanos la tarde en la que no puedes llevarles al médico, ir a recoger sus notas, etc... 

Entiendo porqué mi madre no quiere pedir la jubilación anticipada, ama su trabajo, pero menuda papeleta le hubiese tocado haciendo de "abuela canguro" durante casi 24 horas y sufriendo sus efectos secundarios... Aunque la pobre mujer está siempre dispuesta a ayudarte y más cuando te mira y lee esa expresión en tus ojos que dice algo así como: "no llego a todo, menos mal que te tengo"

Y ella para aliviarte y porque es bruja -bruja buena- y sabe lo que te ocurre te dice: "tranquila hija, qué le vamos a hacer". 

Licia Ronzulli, diputada italiana con su hija en el Parlamento Europeo
Puede que te suene un tanto exagerado, pero a veces se nos va la vida por llegar a todo... Y cuando en el trabajo no te lo ponen fácil... ves que esta sociedad, este país, no ha avanzado en nada. 

>> Estoy harta que te miren mal en la empresa cuando ese día todo se tuerce y ni tu madre, ni tu marido, ni nadie puede recoger a los niños en el cole. Si sales a tu hora es sinónimo de escaqueo. 

>> Estoy harta que te salgan con las típicas fracesitas: ¿pero no tienes con quién dejarlos? ¿no puede ir nadie a recogerlos?. Le aseguro señor/señora que he agotado todas las alternativas disponibles. Y por el momento ni mi hija de cuatro años ni mi hijo de nueve tienen la autonomía suficiente para mandarlos solos a casa. 

>> Estoy harta que te juzguen como una trabajadora que no da lo suficiente cuando pides permiso para llevar a tus hijos al colegio porque tu marido está de viaje por negocios. En cambio, trabajar 14 horas seguidas sin salir de tu despacho es sinónimo de responsabilidad. 

>> Estoy harta, me cabrea y me repatea aún más que las propias mujeres nos pongamos zancadillas a la hora de intentar conciliar vida familiar y laboral. Y sean 'ellas' -algunas hay- las que te dicen que no es un buen ejemplo para la empresa que pidas una hora para llevar a tu hijo al médico. 

>> Y ya no hablamos si tu hijo/hija se ha puesto enfermo y no tienes con quién dejarlo, a sabiendas que puedes trabajar perfectamente desde casa. Soy de esas que han dejado a su enana en el cole con 'fiebre' y se va llorando a moco tendido al trabajo pensando en lo mala madre que es y en no tener la valentía suficiente para exigir esa conciliación que te dicen que es de derecho... 

Les aseguro que es la profesión más difícil y complicada del mundo. Que no te lo ponen nada fácil. La peor pagada en comprensión y ayuda... pero aún así: la más bonita de todas. Gracias a eso quizás una sigue haciendo malabarismos y dándolo todo... aunque a veces sea necesario parar... y seguir soñando con esa conciliación vida familiar y laboral que nunca llega... 

Es algo parecido al video que te expongo a continuación y que me dedicó una buena amiga cuando tuve un día de estos conciliadores bastante complicados... gracias Patricia .... 




¿Qué opinas sobre esta reflexión de hoy martes?

Feliz día... y a pesar de todo, no perdamos el buen rollo ;)


  1. Coincido contigo en todo. Y te lo digo desde mi situación actual en paro... después de que tras mi primer embarazo, mi carrera laboral empezara a decaer estrepitosamente... Actualmente, la mujer tiene que elegir entre ser madre o trabajar fuera de casa porque la conciliacion no existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda lucha y lo que queda! Un beso Sandra!

      Eliminar
  2. Cuanta razón! Que espinita al leer este post. Cuanto nos queda por hacer en este tema.
    Y sí, somos nosotras mismas, las que nos echamos piedras encima. Yo tuve que replantearme mi vida por esta supuesta conciliación laboral y familiar inexistente.
    Así que olé por nosotras y por todas esas super mamis que llegamos a todo aunque a veces no podamos.
    Y el vídeo está genial. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señora!!! OLE POR TODAS NOSOTRAS... #mamisFeng

      Eliminar
  3. No sabes como entiendo cada una una de las frases...
    Y yo, que tengo jefas, y que no lo entiendan... me pone de los nervios, claro a ellas se les ponen los niños malos y como jefas no vienen ese día a trabajar y ya está... en fin... no es calidad de vida para nadie, no no existe la conciliación familiar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi, me duele la tripa de leer tu post, me pasa lo mismo que a tí. La verdad que desde luego nada esta pensando par la familia, si el lo más importante!!! Y dejar a los niños con 4 meses a la guardería, qué me dices de esto??? Por qué no amplían la mierda de baja de maternidad que tenemos, y por cierto, por qué los padres no tienen una baja de paternidad de 4 meses también! Así no nos pondrían solo a nosotras la caja que nos ponen los jefes cuando decimos que estamos embarazadas... Es un desastre cómo nos concideran... Y todo lo que hay que sufrir. Un besote fuerte guapa y animo que al final somos supermamis y podemos con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se enseñara esta concienciación también desde el colegio... cambiarían muchas cosas!! Nuestros peques son el futuro, que lo vean en casa también es importante...
      Un beso Anne!

      Eliminar
    2. anda anda... jajajaj, otro tema... el colegio!!!!! En fin, yo soy la madre que todavia no conoce la tutora...

      Eliminar
    3. No estás sola.... :)) jajajajjaja

      Eliminar
  5. Ufff, menudo tema!!! Mi marido y yo somos autónomos, luchando con negocios jóvenes y con dos peques. Hemos podido organizarnos de una forma medio igualitaria en horarios pero todo se desmonta en el momento que uno tiene un extra y no hay forma de cuadrar horarios. Aún siendo de los medio "privilegiados" es un horror tener que quedarme con uno de ellos cuando está malo (porque siempre me toca a mi...) , toda la agenda se me disloca. Y no es justo ni por los niños ni por nosotros, la crianza debería ser otra cosa y muchas veces su buen funcionamiento se ve amenazado por causas externas que no deberían existir. Vivimos en una locura por la prisa y por cumplir unos horarios estrictos que no tiene ni un fin lógico ni humano!
    Gracias por el post! es necesario que se hable de estas realidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por compartir tus impresiones!. Un abrazo bien fuerte!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Sí! la verdad es que yo no me esperaba el final. Besos!

      Eliminar